Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia, intereses y nuestros servicios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de cookies.Términos y condiciones

Aceptar

Haz eliminado tu cuenta con éxito, recuerda que puedes volver a registrarte en cualqueir momento.

X

Los alimentos funcionales, más allá que una moda de momento, son una tendencia cuyo origen data de miles de años atrás en la cultura oriental. Para saber de qué se trata hay que saber qué son, dónde se encuentran y algunos de los beneficios que se les han atribuido a estos.

Alimentos Funcionales

Un alimento funcional es aquel queademás de estar compuesto de nutrientes, cuenta con sustancias activas que le otorga propiedades “extras”, que otorgan beneficios,además de su aporte nutricional básico para el bienestar de todos; desde los más pequeños, pasando por las mujeres embarazadas, hasta los adultos mayores.

Dentro del este grupo, tenemos alimentos de origen natural y otros fabricados por la industria.

Alimentos funcionales naturales y sus posibles beneficios asociados a una mejor salud.

  • Tomate: gracias a su contenido de licopeno, puede reducir el riesgo de cáncer a la próstata e infarto al miocardio.
  • Vegetales verdes (espinaca, acelga): gracias a que contienen luteína pueden prevenir la degeneración muscular.
  • Té: gracias a que contiene catequinas, sustancias antioxidantes, se puede reducir el riesgo de diabetes, enfermedades coronarias, derrame cerebral y artritis.
  • Pescado: contribuye a reducir el riesgo de enfermedades del corazón, gracias a los ácidos grasos omega 3.
  • Productos lácteos fermentados con probióticos: ayuda a mejorar la absorción de nutrientes y fortalecer la microbiota intestinal.
  • Vino Tinto: gracias a los flavonoides, contribuye a la salud cardiovascular
  • Linaza y Centeno: gracias al contenido de lignanos encargados de bloquear los efectos de los estrógenos, puede prevenir el desarrollo de cáncer asociado a las hormonas, como cáncer de mama y de útero.

Hay que tener en cuenta que los alimentos funcionales no son un remedio ni van a prevenir enfermedades por si solos.Antes de poder atribuir sus efectos sobre estas,debe haber un respaldo científico comprobado. Por lo tanto, su consumo debe hacer parte de un todo, es decir, de un estilo de vida saludable donde la alimentación balanceada, la actividad física, el manejo de emociones, el estrés y dejar el consumo de tabaco y alcohol sean los pilares fundamentales.

Por todo esto, antes de tomar decisiones en relación a tu alimentación o a tratar algún padecimiento, consulta a un profesional de la salud. Prevenir es mejor que lamentar.

CARGANDO...