Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia, intereses y nuestros servicios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de cookies.Términos y condiciones

Aceptar

Haz eliminado tu cuenta con éxito, recuerda que puedes volver a registrarte en cualqueir momento.

X

Dentro del grupo de nutrientes que nos ofrece la naturaleza se encuentra la proteína, esencial para la vida. Esta interviene en la formación, crecimiento, desarrollo y reparación de músculos, tejidos y en la regulación de varias de las funciones de nuestro organismo.

¿Cuáles son las fuentes de proteína?

Provienen de alimentos de origen animal y vegetal. Se dividen así:

Fuentes de proteína de origen animal

  • Huevos
  • Lácteos (leche, yogurt, queso)
  • Carnes

Fuentes de proteína de origen vegetal

  • Legumbres y derivados (frijoles, frijoles de soya, garbanzos, lentejas, arvejas, tofu, tempeh)
  • Frutos secos (almendras, marañones, pistachos, nueces)
  • Semillas (ajonjolí, linaza, chía)

¿Qué hace diferentes unas fuentes de proteínas de las otras?

La cantidad de proteína que contienen, siendo mayor en las de origen animal y también su calidad nutricional.

Para entender un poco mejor, cuando de proteína se habla, pensemos en ella como estructuras de construcción formadas por ladrillos. Estos ladrillos se llaman aminoácidos.

Los aminoácidos tienen entre otras, una característica particular que los diferencia entre sí y es la capacidad o imposibilidad que tiene el cuerpo de fabricarlos y por ende, debemos obtenerlos a través de los alimentos. Siendo esto, lo que les otorga su apellido; aminoácidos esenciales.

Por lo tanto, los alimentos fuente de proteína que en su composición tienen cantidades significativas de estos aminoácidos esenciales, se consideran proteínas de alto valor nutricional o alto valor biológico.

¿Qué lugar ocupan los lácteos?

La leche, como parte del grupo de lácteos, contiene todos los aminoácidos esenciales que el organismo necesita en cantidades adecuadas.

Adicionalmente, los aminoácidos de esta rica fuente de proteína son de fácil digestión, lo que contribuye y facilita la capacidad del organismo de incorporarlos y aprovecharlos.

Por lo tanto los lácteos, junto con el huevo y las carnes están en primer lugar.

¿Cómo interviene la proteína de los lácteos en nuestro organismo?

  1. Favorece a la absorción del calcio.
  2. Contribuye a la formación de los dientes.
  3. Ayuda a la regeneración muscular y previene su perdida.
  4. Interviene en la construccióndel sistema de defensas.
  5. Estimula la producción de serotonina en el cerebro.

¡Importante!

Incluye lácteos dentro de tu alimentación, siempre que sean bajos o libres de grasa para que aproveches todas sus bondades mientras cuidas de tu salud.

CARGANDO...