Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia, intereses y nuestros servicios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de cookies.Términos y condiciones

Aceptar

Haz eliminado tu cuenta con éxito, recuerda que puedes volver a registrarte en cualqueir momento.

X

Una buena líder se reconoce por su compromiso integral al dirigir personas y empresas. El diálogo y la objetividad son pilares fundamentales en su papel.

Las mujeres estamos cada vez más involucradas en diferentes escenarios, el familiar, el académico y el profesional. En cada aspecto de nuestras vidas ser líder es una necesidad y un desafío que se nos propone. Aprender a hacerlo con argumentos y sin traspasar los límites del otro es lo que hará de nuestra posición un ejemplo a seguir.

Ser líder

¿Cómo ser buen líder?

Somos sociales por naturaleza y para el desarrollo de proyectos, debemos saber encaminar a las personas que tenemos alrededor. No se trata únicamente de dirigir de forma sistemática sino de saberse ganar el liderazgo con argumentos y motivación. Las cualidades personales y las herramientas de gestión organizacional nos ayudan a definir el perfil del líder. A continuación les planteamos algunas claves para ser la mejor líder:

  • Inspira a los demás a hacer su trabajo con pasión, más allá de tener que hacerlo por obligación.
  • Genera confianza en tu equipo de trabajo manteniendo diálogo constante y haciéndolos sentir parte activa del proyecto. Nuestra sensibilidad femenina puede ser una buena aliada para ello.
  • Enseña con el ejemplo, inclúyete en las tareas y promueve el trabajo en grupo para alcanzar las metas. La mejor forma de motivar el trabajo colaborativo es demostrando que somos parte activa del grupo.
  • Plantea espacios para que el equipo hable, esto desarrolla en ellos sentido de pertenencia y seguridad. Haz ésta práctica de forma regular y evitarás el represamiento de emociones que intervengan negativamente en el trabajo.
  • Preocúpate por el lado humano y personal de quien tienes a cargo. Entender que somos y tenemos vidas y problemas distintos, te ayudará a generar un vínculo más fuerte y sincero con los demás. Los empleados que reciben apoyo en momentos difíciles de su vida, son más objetivos para solucionar problemas a nivel laboral.
  • Permite que los empleados crezcan a la par de la empresa y que todos se muevan a metas en común. El líder entiende y conoce los sueños de su equipo, y gestiona acciones para ayudarles a hacerlos realidad.
  • Se imparcial y objetiva con las evaluaciones del grupo de trabajo, la líder no hace uso del favoritismo para promover personal. Maneja las mismas pautas para otorgar un premio, un ascenso o un llamado de atención.
  • Ten mente abierta para los cambios y las dificultades del entorno. La industria, la sociedad y el mercado cambian y por eso es necesario ser flexible para decidir y actuar oportunamente.

Tratar como deseamos ser tratados y mantener relaciones de respeto con las personas, garantizan climas laborales sanos. Una buena líder mantiene el equilibrio dentro del trabajo promoviendo acciones de cordialidad y equidad.

CARGANDO...