Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia, intereses y nuestros servicios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de cookies.Términos y condiciones

Aceptar

Haz eliminado tu cuenta con éxito, recuerda que puedes volver a registrarte en cualqueir momento.

X
Las entrevistas de trabajo pueden resultar intimidantes. Por eso, te presentamos 5 consejos para mejorar luego de un proceso de selección no superado.

Todos por lo menos una vez en la vida tendremos una entrevista de trabajo. Hoy en día aspirar a un puesto de trabajo implica que los candidatos demuestren sus habilidades y experiencias a través de diferentes momentos y espacios.

En el proceso de selección se busca a la persona correcta para desempeñar un papel activo dentro de la compañía. Por ello, el equipo de Talento Humano tiene que determinar, a través de la entrevista de trabajo, al candidato idóneo. En algunos casos, los procesos pueden no ser superados por el candidato, pero deben ser vistos como una oportunidad de aprendizaje para futuras ocasiones.

A continuación, te presentamos 5 consejos que te ayudarán a ver ese proceso de selección no superado como una experiencia.

Tips y aprendizajes para una entrevista laboral no superada

Consejos para aprender de un proceso de selección no superado

Analiza y detecta posibles fallas

Ten presente que un proceso de selección es una nueva experiencia de la que se debe sacar lo mejor para crecer como persona. Es hora de pensar sobre los posibles motivos de tu rechazo.

Para ello, es importante que seas sincero y reflexiones. Por ejemplo, te puedes preguntar si te has presentado a una entrevista de trabajo sin cumplir con los principales requisitos.

Si tienes la oportunidad, puedes averiguar los motivos del rechazo directamente con el entrevistador. Recuerda que estás en búsqueda de mejorar tus probabilidades de superar un proceso de selección, y no de crear conflictos.


Retroalimentación en Alpina

Después de pasar por un proceso de selección, se nos vienen millones de pensamientos a la cabeza, “lo habría podido hacer mejor”, “habría respondido otra cosa” … La realidad es que estos pensamientos y la espera de una respuesta, genera una incertidumbre enorme.

Algunos procesos toman más tiempo que otros, pero en Alpina cuando un candidato (interno o externo) no continúa en el proceso, será notificado para dar cierre.

En caso de ser un proceso de selección en el que el participante es un Alpinista, le damos la posibilidad de pedir retroalimentación del proceso. Desde selección hablamos específicamente del proceso, siempre primero de las cosas que hizo muy bien y que son sus fortalezas, y luego de sus oportunidades.
Intentamos que su líder inmediato esté presente, pues es la persona que trabaja todos los días con el candidato y que puede darle retroalimentación de su trabajo, desempeño y guiarlo en su línea de carrera.

En caso de que el participante sea externo, abrimos la posibilidad de contacto con el reclutador para solicitar la retroalimentación y aprendizajes sobre el proceso. 


Verifica que tu curriculum se adapte

Ten presente que tu hoja de vida debe ser un reflejo de ti, es decir, que en ella debe estar toda la información relevante. Luego de un proceso de selección no superado es importante darle un vistazo al curriculum.

Asegúrate que está enfocado a las ofertas laborales a donde aplicas. Además, recuerda que los perfiles que superan los requisitos también son rechazados.

Evita postularte a vacantes que no se ajustan a tu perfil profesional. Así podrás concentrar tu atención en puestos que se adapten a tus habilidades y experiencias.


No descuides tus redes sociales

Las redes sociales no solo sirven para estar en contacto con nuestros familiares y amigos. Hoy en día, muchos reclutadores echan un vistazo a los perfiles antes de tomar una decisión.

Cuida cómo te presentas ante los demás. Si estás optando por un puesto de alta jerarquía, las empresas no querrán a una persona que se expone de manera indebida.


Trabaja en tus habilidades blandas

Las empresas buscan personal que cuente con capacidades profesionales, pero también aquellos que se integren correctamente con los demás y ayuden al éxito empresarial. De ahí la importancia del trabajo en equipo.

Si durante el proceso de selección no superado te das cuenta que te falta trabajar en tus habilidades blandas es momento de hacerlo. Recuerda que esta clase de habilidades están siendo muy valoradas en el mundo laboral actual.


Investiga para próximas entrevistas de trabajo

Cada empresa es distinta. Por eso, es necesario que antes de iniciar un proceso de selección tomes el tiempo para conocer un poco sobre la empresa. Asimismo, averigua cuál es el perfil del empleado y los beneficios laborales de la compañía.

Esto te permitirá tener una buena base para encajar tu perfil a las características que buscan.

Es importante que tomes en cuenta estos consejos. No importa si iniciarás tus prácticas profesionales o tienes varios años de experiencia. Un proceso de selección puede ser el trampolín para convertirte en una mejor persona y profesional.   


CARGANDO...