Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia, intereses y nuestros servicios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de cookies.Términos y condiciones

Aceptar

Haz eliminado tu cuenta con éxito, recuerda que puedes volver a registrarte en cualqueir momento.

X

Siempre se asocia el viajar con descubrir y explorar nuevos destino turísticos. Volver a un lugar que ya hemos visitado, nos provoca la extraña sensación de haber perdido la oportunidad de conocer un nuevo paraje. 

¿Qué valor tiene para nosotros como viajeros bajarnos del avión en un sitio ya explorado? ¿Por qué mejor no continuar adelante con nuestra lista de “lugares que debemos visitar antes de morir”? Sin percatarnos, convertimos la experiencia de viajar en una suerte de competición contrarreloj. Son tantas cosas las que queremos conocer, qué creemos hacerlo posible todo en un solo viaje. 

Vamos corriendo de un lugar a otro sin permitirnos parar, respirar y contemplar el entorno. En ocasiones, sentimos que sí valió la pena el esfuerzo y la premura. En cambio otras veces, acabamos exhaustos y con una rara mezcla de imágenes poco definidas en nuestra cabeza.

Ventajas de volver a una destino turístico ya visitado 

Sin embargo, retornar a un lugar ya conocido también posee sus ventajas: 

  1. Por un lado, es probable que en una primera visita hayamos conocido lo más típico de ese destino turístico. En esta segunda vuelta podemos darnos la oportunidad de conocer otros enclaves menos conocidos de la zona al ojo del turista. 
  1. En segundo lugar, el tiempo deja de ser lo más importante y podemos centrarnos en hacer lo que de verdad nos apetece en cada momento. No tenemos para qué estar condicionados por una agenda ajustada, lo que es tan propio de un paquete turístico

No hay nada malo en visitar lo más tradicional y, por ende, más conocido de una ciudad o país. Sería raro ir a París y quedarse sin ver la Torre Eiffel o pasar por Atenas sin visitar su Acrópolis. No obstante, como nuestro tiempo en los viajes suele ser limitado, quedan sin visitar aquellos lugares más recónditos, que podrían acabar siendo los más excitantes. 

  1. El segundo viaje nos brinda la ocasión de adentrarnos en la parte desconocida de todo destino. Aquello que no forma parte de la guía y que se sitúa en la periferia, foco de los verdaderos secretos de la vida local. 

Existe una amplia gama de destinos, que van desde capitales del libro a centenarios y aniversarios. Hay muchos paisajes por descubrir y aventuras que comenzar. Y así, uno a uno, enumeramos los lugares a los que vale la pena volver. 

5 destinos recomendados a los que vale la pena volver 

Budapest, Hungría

Budapest, un destino de historia y tranquilidad

Es considerada como una de las ciudades más bellas de Europa, llena de historia y cultura. Budapest es la ciudad más grande de Hungría, además de ser su capital, conocida como la Reina del Danubio, cuenta con una serie de lugares considerados Patrimonio Mundial. 

Otro aspecto a destacar, son sus manantiales termales. Hay nada menos que 118 fuentes termales presentes en la ciudad, que aportan 15 millones de galones de agua diarios. 

Budapest tiene una excelente infraestructura para el transporte. Hay varios hoteles y resorts disponibles en Budapest que proporcionan un adecuado descanso para el turista. 

La gastronomía, el vino y los cine-bares  son muy buenas razones para visitar esta hermosa ciudad. 

Es el lugar perfecto para unas vacaciones relajantes. 

Cuzco, Perú

De acuerdo con encuestas recientes, Cuzco y Machu Picchu, son los destinos turísticos más visitados del Perú. Actualmente se han convertido en destinos favoritos de viajeros nacionales y extranjeros. En ellos, se puede desarrollar distintas actividades de diversión y entretenimiento. También podemos combinar turismo de cultura, gastronómico y turismo de sol y playa. 

Actualmente los paseos a Machu Picchu son un clásico que todo viajero debe realizar al menos una vez en la vida. Viajar a esta zona del Perú es visitar el corazón del Imperio Inca, junto a su cultura andina y colonial. Y la magnífica "Ciudad Perdida de los Incas", Machu Picchu, es su postal imperecedera. 

Estos destinos son excelentes para realizarlos en familia, debido a las fiestas y celebraciones que allí se festejan. Las fechas ideales para ir son en vacaciones, fiestas patrias y Semana Santa. 

Descubre por qué Machu Pichu y otros destinos son los más exclusivos para turismo de aventura en Latinoamérica. 

Tailandia

Tailandia un país en diversidad cultural

Pocos países pueden presumir de ofrecer al viajero tanta diversidad como la que hay en Tailandia. Si eres de los afortunados que ya lo han visitado, seguro que tendrás más de algún motivo para volver. 

Su arquitectura es una explosión de colores brillantes. En ella se combinan el pan de oro, la porcelana china, animales mitológicos, exuberante vegetación, guerreros e imágenes sagradas de Buda. 

Su capital Bangkok alberga unos 400 templos. El país recibe al año más de 26 millones de visitantes, pero aún quedan lugares por descubrir alejados del ajetreo. Uno de esos rincones lo encontramos a lo largo del río Mae Klon. 

Finalmente, no hay nada como descansar unos días en una playa de aguas turquesas y cristalinas. La isla de Phuket con sus playas de arena blanca es todo un referente para los turistas. 

Guanajuato, México

Un destino turístico al cual deberías volver al menos una vez más en tu vida es Guanajuato. Este Estado de México tiene todos los ingredientes necesarios para convertir cada viaje en una experiencia maravillosa: 

  • Campos de agave.
  • Ciudades patrimonio de la humanidad.
  • Pueblos mágicos.
  • Una gastronomía de primera.
  • Y gente cálida, amable y hospitalaria. 

Este conjunto de bondades, te harán sentir como en casa desde el primer minuto. Además es un lugar muy seguro. 

Islandia

Auroras boreales en islandia

Se ha convertido en uno de los destinos de moda. En la actualidad, la isla recibe casi 7 siete turistas por cada habitante. 

Islandia, isla volcánica históricamente considerada como uno de los confines de la Tierra, en un verdadero santuario de belleza natural. Un lugar donde se puede apreciar el encanto de parajes inhóspitos, sin ningún vestigio de intervención humana. 

El aire es limpio y los halos de luz solar son tan prístinos, que confieren al paisaje la impresión de estar frente a una imagen en alta definición. 

Allí nos encontraremos con una variedad de paisajes de ensueño: 

  • Un lago de icebergs.
  • Cascadas rodeadas de columnas basálticas de forma pentagonal (svartifoss).
  • Numerosos glaciares.
  • y su capital Reykjavik, una bella ciudad cosmopolita que dispone de diversos museos, galerías y cafés para atraer al visitante. 

Date la oportunidad de descubrir más de estos destinos turísticos, que en cada visita te sorprenderás de las cosas nuevas que descubres.

Amigo viajero, si también tienes más lugares que puedas recomendar a otros viajeros como tú, no dudes en dejar tu comentario así todos se animan a seguir conociendo este bello mundo. 

 

CARGANDO...