Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia, intereses y nuestros servicios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de cookies.Términos y condiciones

Aceptar

Haz eliminado tu cuenta con éxito, recuerda que puedes volver a registrarte en cualqueir momento.

X

 La comida árabe, rica en colores, aromas, sabores y texturas, es parte invaluable de la cultura del Medio Oriente. Conoce sus encantos y por qué es tan consumida alrededor del mundo.

A todos nos encanta la comida árabe. Además de ser sencilla, una alimentación equilibrada y perfecta para comer a cualquier hora del día; ¿quién puede resistirse a un falafel o a una pita con hummus?

La comida árabe, comprende todas las cocinas tradicionales de los países del Medio Oriente y del norte de África. Más allá de sus delicadas preparaciones, esta gastronomía es cultura y tradición milenaria. Su origen se remonta a los beduinos, pueblos nómadas de la Arabia preislámica, que habitaban los desiertos.

Estas culturas, comparten ingredientes en común como aceite de oliva y aceitunas; ajonjolí y almendras; berenjena; sémola de trigo, yogurt, hierbabuena, dátiles y jengibre, entre otros cientos de mágicos ingredientes. No olvidemos agregar a la lista, especias como comino, semillas de cilantro y cardamomo.

Los infaltables de la comida árabe

Humus, acompañamiento típico de la comida árabe

El plato emblemático de la comida árabe es el cuscús. Se trata de sémola de grano de trigo duro, cocinado al vapor. Se sirve como acompañamiento de carnes, pescados y verduras.

Una salsa popular para acompañar el cuscús es la harisa. Se trata de pimentones rojos triturados con ajo, cilantro, semillas de alcaravea y sal; luego se agrega un hilo de aceite de oliva, para emulsionar.

En cuanto a sopas, no podemos olvidar la famosa Adass -be-Hamod: una sencilla sopa de lentejas con cebolla; acelgas, papa, comino y jugo de limón.

Otros imprescindibles de la cocina árabe es el tabulé. Para prepararlo, se cocina el bulgur –ingrediente que se obtiene a partir del trigo— con ajo y sal; una vez esté tibio, se le agrega cebolla, tomate, perejil y hierbabuena picados; luego se sazona con comino, sal, pimienta y jugo de limón.

Sin embargo, el rey de las recetas de comida árabe es sin duda alguna el quibbeh, una especie de pastelito de carne frito en forma de zepelín; elaborado con carne de res, ternera o cordero; trigo bulgur, cebolla, ajo y perejil picados; pimienta, canela, piñones, aceite de oliva y sal. Queremos compartir un dato curioso contigo: ¿sabías que la carimañola, típica de la costa caribe, fue inspirada en el quibbeh?

Asimismo, existe una variante del quibbeh, el quibbeh naye o crudo, que tienes que probar. Simplemente se mezcla la carne molida con bulgur, cebolla picada, hierbabuena, sal, pimienta y canela. Se arma una bola grande y se rellena con aceite de oliva y cascos de cebolla; y se acompaña con pan árabe.

Lo más dulce de la comida arabe

Aprende a preparar una deliciosa Baklava, postre árabe

De postres, el baklava es el más popular de la comida árabe. Una vez se prepara una pasta con nueces trituradas, azúcar, sal y canela; se corta la pasta filo en rectángulos y se barnizan con mantequilla. Luego se espolvorea la pasta de nueces, se hornean una hora; y luego se vierte encima miel caliente. Es ideal para acompañar con té de menta.

Así que la próxima vez que vayas a un restaurante de comida árabe o te atrevas a prepararla; disfruta de su historia, tradición y sutileza; que la convierten en patrimonio gastronómico sin precedentes. 

CARGANDO...