Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia, intereses y nuestros servicios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de cookies.Términos y condiciones

Aceptar

Haz eliminado tu cuenta con éxito, recuerda que puedes volver a registrarte en cualqueir momento.

X

Viajar a otro país es una experiencia única. Conoces lugares nuevos, pruebas platos que no habías comido antes e incluso practicas otros idiomas. Sin embargo, aunque viajar fuera del país es una aventura imperdible, en ocasiones trae consigo el molesto Jet Lag.

Conocido también como el síndrome de cambio rápido de zona horaria, es un trastorno del sueño que afecta a las personas que realizan viajes largos en avión.

¿Por qué se produce el Jet Lag?

Normalmente, tu organismo sabe cuándo es el momento de dormir o de comer. Sin embargo, cuando realizas un viaje largo en avión, cruzas varias zonas horarias. Esto confunde a tu reloj interno, llamado ciclo circadiano. Por eso, al llegar al destino, es usual experimentar fatiga, dificultades para dormir o incluso sentir hambre a horas inusuales.

Consejos para superar el Jet Lag

Según un estudio de la Universidad de Maryland citado por CNN, entre mayor sea el cambio en las zonas horarias, mayor será el tiempo de recuperación.

La clave es preparar tu cuerpo con antelación para que tu reloj interno se vaya ajustando a los cambios sobre la marcha. Estos son algunos consejos que te ayudarán a superar el Jet Lag:

  • Consume pequeñas dosis de melatonina (0,5 mg) durante unos días antes de tu viaje. Tomar melatonina hará que tu organismo empiece a despertarse un poco temprano cada día. Así, tu cuerpo podrá acostumbrarse más rápido a la nueva zona horaria.
  • Práctica una dieta anti Jet Lag. Una dieta alta en proteínas y carbohidratos cuatro días antes del viaje, y una ingesta mínima de calorías los dos días previos al vuelo, puede ayudar a reducir el Jet lag hasta en un 16%.
  • Evita el café y el té. Aunque tu primer impulso para vencer el sueño sea correr a por un café, esta sustancia deshidrata el organismo; lo que puede intensificar los síntomas físicos del cambio de horario.
  • Manténte hidratado. Beber agua antes, durante y después del viaje te ayudará a disminuir los efectos de este síndrome.
  • Fototerapia. Una vez hayas llegado a tu destino busca exponerte a la luz pronto en la mañana, y evitarla tres horas antes de que oscurezca. La luz te ayudará a regular tu reloj interno.
  • Adáptate a los horarios de comida locales. Una vez llegues a tu destino, come a las horas indicadas así no sientas mucha hambre. Así, tu cuerpo acelerará su proceso de ajuste al nuevo horario.
  • ¡Tómatelo con calma! El primer día, dale tiempo a tu organismo para adaptarse. Realiza algo de ejercicio físico leve en la mañana o toma un paseo y conoce la ciudad. Deja los recorridos y las actividades largas para más adelante.
  • Aplicaciones para celulares. Entrain, Brainwave Tuner y Jet Lag Manager World Clock, son algunas aplicaciones creadas para ayudarte a superar el Jet Lag. Estas aplicaciones dan pautas e incluso proponen una agenda de actividades que puedes ir realizando para adaptar tu cuerpo al nuevo horario en tan solo un par de días.

CARGANDO...