Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia, intereses y nuestros servicios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de cookies.Términos y condiciones

Aceptar

Haz eliminado tu cuenta con éxito, recuerda que puedes volver a registrarte en cualqueir momento.

X

Aprender a detectar los problemas de visión en los niños puede garantizar que tu hijo evite inconvenientes relacionados con el aprendizaje, la atención y la concentración.

Identificarlos a tiempo permitirá que el tratamiento sea oportuno y eficaz; entre más pequeño, más posibilidades hay de corregir en su totalidad la visión del niño. Por eso, te contamos sobre las señales que indican que tu hijo puede estar presentando algún problema de visión. Recuerda que siempre será recomendado asistir a una consulta de optometría y oftalmología para una revisión ocular completa.

Las señales

Si observas que el niño tiene ciertos comportamientos para diferenciar algo de lejos o de cerca, puede estar presentando un problema de agudeza visual. Estos son algunos de esos hábitos:

  • El niño se acerca mucho al televisor. Aunque a veces es una ‘maña’ que copian de los primos o amigos (porque están en una etapa donde imitan todo lo que ven), es importante asegurarse de que no esté viendo mal.
  • Se acerca mucho al cuaderno.   Sucede cuando el niño tiene dificultades para ver de cerca, por lo que hace esto para poder leer. Otra señal es cuando el niño lee y se salta palabras o confunde letras y/o números.
  • Tiene problemas al escribir. Se sale del renglón al escribir porque no lo ve.

Señales problemas de visión

Los problemas asociados a un defecto visual no corregido pueden derivar en otros problemas mayores de visión. Estos son algunos indicios:

  • Mantiene una posición compensatoria de la cabeza. Si para mirar, el niño gira la cabeza hacia la izquierda o hacia la derecha, indica que puede tener un desbalance muscular en uno de sus ojos y puede estar viendo doble; de esta manera, gira la cabeza para ver de forma más nítida. Esto se conoce como estrabismo y se puede corregir mediante cirugía.
  • Solo ve por un ojo sin saberlo. Sucede cuando no desarrollaron la visión desde pequeños en un ojo, pero en el otro sí; como la visión es binocular, el niño no se da cuenta y los papás tampoco, llegando en muchos casos, a ser adultos sin identificar el problema. ¿Cómo se dan cuenta? Accidentalmente. Puede que involuntariamente se le ocluyó el ojo con el que ve bien y en ese momento el niño se da cuenta que con el otro ojo no está viendo nada. Otras veces puede darse en juegos con los papás, donde, por alguna razón, guiña el ojo con ellos y descubre el problema. La única forma de identificarlo es tapando el ojo que ve bien y casi siempre sucede accidentalmente.

Este defecto visual se llama ambliopía, más conocida como ‘ojo perezoso’. Y es este tipo de accidentes que permiten tratar a los niños a tiempo, aunque si ya han pasado más de 10 años, puede mejorarse un poco la visión, pero no en un 100%. Por esto es muy importante llevar a tu hijo a consultas periódicas.

Existen otras señales en su conducta que también indican que algo está pasando con su visión:

  • Si entre cierra los ojos para enfocar o los frota con frecuencia.
  • Si se tropieza mucho o se cae. Hay que descartar que sea un problema motor, pero también, que el niño no esté viendo bien.
  • Si tiene dolores de cabeza con mucha frecuencia.

CARGANDO...