Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia, intereses y nuestros servicios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de cookies.Términos y condiciones

Aceptar

Haz eliminado tu cuenta con éxito, recuerda que puedes volver a registrarte en cualqueir momento.

X

Las verduras y las frutas son esenciales para el crecimiento y la salud de los niños, es por ello que debemos poner atención en que se alimenten con las porciones que requieren. 

En muchos hogares, los más pequeños muestran gran renuencia a consumirlas, por lo que es necesario tomar en cuenta ciertos trucos claves para que les gusten. 

1. Haz que tus hijos amen las verduras desde temprana edad

Haz que tus hijos amen las verduras desde temprana edad

El sentido del gusto se entrena, por ello debes darles de comer verduras a tus niños desde chicos. Si tu hijo desde pequeño comienza a probar todo tipo de sabores se acostumbrará más fácilmente. Deben ser los primeros alimentos que el bebé consuma a partir de los seis meses de edad. Además, debes dar el ejemplo, si comes pocas verduras y frutas, tus hijos tampoco lo harán. Los hábitos alimenticios se aprenden en la casa.   

2. Aprende a disfrazarlas en las recetas que prepares

Cuando los niños se ponen quisquillosos al momento de consumir verduras, lo mejor es esconderlas en las preparaciones del día. Al hacer espagueti, por ejemplo, puedes servir la salsa de tomate con pequeños trozos. También podrías añadir algunas al arroz, la carne o el pollo. De ese modo, los niños no podrán diferenciarlas fácilmente y las comerán sin darse cuenta.       

3. Cocina con ellos deliciosas recetas con verduras y vegetales

Cocinar con tus hijos puede ayudarlos a relacionarse con las verduras y vegetales. Prepara con tus hijos una ensalada, comer lo que han preparado los motivará a sentirse mucho más relacionados con la comida saludable. También pueden hacer una hamburguesa vegetariana o una ensalada. Encuentra acá recetas increíbles para prepara con tus hijos en casa. 

4. Haz batidos rápidos con frutas y verduras

Está muy de moda tomar batidos especiales de frutas, la mayoría tiene un sabor que agrada el paladar de los niños. Un smoothie de banana, fresas y zanahorias, por ejemplo puede ser una buena opción. Los batidos te permitirán añadir algunas verduras sin que se note del todo su sabor. Estos batidos pueden aportar vitaminas y minerales, funcionan como un complemento a la alimentación. Puedes usar las frutas favoritas de tus hijos. 

5. Dále las verduras en cantidades moderadas 

Un niño que no se siente atraído por las verduras, no se va a comer un plato completo desde el primer momento. Comenzar poco a poco es necesario si lo que quieres es que se nutra mejor. Tampoco intentes forzarlos, ya que solamente conseguirás que su resistencia aumente.   

La comida: ¿premio o castigo?

Darles dulces a los niños como premio es condicionarlo a tener hábitos poco saludables desde muy pequeño. Cuando los padres regalan dulces para premiar a los niños, les generan la idea de que los dulces son los mejores alimentos.

Es necesario inculcarles que las verduras y las frutas deben ser parte de la alimentación diaria. Debemos enseñarles el valor de una dieta saludable, en las que también se encuentren los dulces y otros alimentos de una forma moderada. 

Finalmente, las verduras se pueden utilizar para crear loncheras saludables, cocinar platos coloridos y llenos de sabor que permitan que los niños disfruten la comida mientras se alimentan.

CARGANDO...