Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia, intereses y nuestros servicios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de cookies.Términos y condiciones

Aceptar

Haz eliminado tu cuenta con éxito, recuerda que puedes volver a registrarte en cualqueir momento.

X

Los pies hinchados son un malestar muy común durante el embarazo, producto de la retención de líquidos en los tejidos. Además de los cuidados durante el embarazo, de una alimentación sana, una de las formas más efectivas para prevenir la inflamación o mejorar sus efectos es el ejercicio físico. 

Aunque muchas personas sienten recelo o miedo de realizar actividad física durante la etapa de gestación, en realidad, en la actualidad se relaciona el buen embarazo y el parto sencillo con el ejercicio: 

“…el ejercicio de carácter aeróbico de intensidad moderada es aquél más adecuado para ser practicado durante la gestación por la mayoría de las mujeres embarazadas” (Barakat, 2002).  

Por supuesto, es importante tener en cuenta los tipos de actividades fìsicas recomendadas y la intensidad; recuerda que estas son solo algunas sugerencias y recomendaciones. Cualquier ejercicio que elijas debes hacerlo bajo la supervisión de tu médico de confianza. 

5 prácticas para tratar la inflamación de pies en el embarazo 

Ejercicio 1: Caminar

5 ejercicios para tratar pies hinchados durante el embarazo

Los expertos creen que no sólo todas las gestantes pueden caminar durante el embarazo sino que deben caminar (Flemning, 2003 Gallo´s, 1999).

Unos largos paseos ayudan a mejorar la circulación, disminuyendo la hinchazón en los pies y si son por la arena de la playa mucho mejor. 

En cuanto a la intensidad se recomienda ir a buen ritmo pero sin agotamiento. Incluir ejercicios de calentamiento antes de empezar y de flexibilidad (Barakat, 2002). 

Ejercicio 2: Actividades acuáticas

5 ejercicios para tratar pies hinchados durante el embarazo

El medio acuático hace más fácil la actividad física, relaja las articulaciones y fortalece los músculos.

En el agua la madre se siente más ligera y reduce la tensión de la espalda que provoca el peso de la barriga.

Los ejercicios acuáticos son muy recomendados también para prevenir las varices. 

Durante el embarazo los expertos recomiendan sobre todo las actividades grupales o con la pareja, como las clases de gimnasia acuática, pues además de los beneficios físicos y fisiológicos se propicia la socialización:

“(…) cada clase debe respetar una adecuada estructura interna, con sus partes diferenciadas entre sí (entrada en calor, parte principal y vuelta a la calma), intentando en todo momento encontrar un equilibrio entre el rendimiento y el aspecto recreativo“ (Barakat, 2002). 

Ejercicio 3: Programas de cardio conducidos (pilates, zumba, aeróbicos)

Se recomienda que estas actividades físicas cuenten con el apoyo y la supervisión de un profesional, para garantizar los márgenes de seguridad adecuados (Barakat, 2002). 

Estos programas ayudan a combatir el estrés que puede generar esta etapa con todos sus cambios físicos.

Ayudan a fortalecer brazos y piernas, así como los músculos de la pared abdominal y la pelvis. 

Ejercicio 4: Yoga prenatal 

5 ejercicios para tratar pies hinchados durante el embarazo

Los beneficios del yoga para el cuerpo y la mente son muy avalados durante la gestación y la maternidad.

  • Mejora la postura, facilita la circulación y fortalece los músculos
  • Adicional ayuda a manejar los cambios de humor y a preparar a la madre mentalmente para el trabajo de parto. 

Ejercicio 5: Montar bicicleta

5 ejercicios para tratar pies hinchados durante el embarazo

Lo recomendado son suaves paseos sobre terreno plano para ayudar a estimular la circulación, pero sin correr riesgos como caídas.

También se puede optar por el uso de la bicicleta estática: “a partir de la semana 28 de embarazo, cuando el importante aumento de volumen uterino origine dificultad mecánica para el pedaleo, puede ser un buen momento para continuar solo con bicicleta estática hasta la semana 36 de gestación” (Barakat, 2002). 

Adicional es una actividad que ayuda a controlar el peso, tonifica musculatura y distrae muchísimo.

Es importante que toda práctica física esté autorizada por el médico que supervisa tu embarazo, de esta forma garantizas que el ejercicio seleccionado sea seguro para ti y el bebé. 

Fuentes:

  • Barakat, R. (2002). Influencia del trabajo aeróbico programado en el desarrollo de la gestación. Parámetros materno­fetales. Tesis doctoral, Facultad de Ciencias de la Actividad Física y el Deporte­INEF, Universidad Politécnica de Madrid.
  • Flemning, S. (2003) Moms to be. New York: Villard Books.
  • Gallo´s, B. (1999). Expecting fitness. Riverside, California, Estados Unidos: Renaissance Books.

CARGANDO...