Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia, intereses y nuestros servicios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de cookies.Términos y condiciones

Aceptar

Haz eliminado tu cuenta con éxito, recuerda que puedes volver a registrarte en cualqueir momento.

X

Acá encontrarás 11 consejos de la psicología infantil para hablar con niños de 3 a 12 años sobre sus problemas. 

La psicología infantil dejó atrás la idea de la infancia como una etapa idílica en la que no se pasan angustias y no existen las preocupaciones. Hoy sabemos que es probable que todos los niños tengan en algún momento dificultades o situaciones de angustia.

Como los adultos, ellos también necesitan hablar para encontrar soluciones a sus dificultades.  A veces el mal comportamiento indica que tu hijo pasa por un momento difícil y que requiere ayuda. La Asociación Americana de Psicología (APA) indica que es fundamental que los padres ocupen el lugar de un refugio seguro para los niños. Para esta asociación con base en Estados Unidos, los padres son la primera línea de apoyo cuando los niños están en problemas.

Del mismo modo, la UNICEF ha señalado la importancia de hablar de los “temas difíciles” con los hijos. Para ello, es necesario contar con un espacio específico y hablar en términos comprensibles para el niño, respetando su desarrollo según su edad. ¿Pero cómo romper el hielo para hablar con ellos? Te presentamos una lista de los recursos que la psicología infantil ha desarrollado para sostener un diálogo sincero con los hijos. 

11 tips de psicología infantil 

1. Construye el momento propicio para hablar con tu hijo: 

Evita decir “tenemos que hablar”. Construye un momento de confianza compartiendo el tiempo en actividades junto a los niños.  Puedes establecer momentos, como después de leerles en la noche o al regresar del parque. Procura que esta “línea” de comunicación esté siempre abierta. Utiliza dinámicas divertidas:
Para los niños y preadolescentes no es fácil hablar de sus problemas. Por ello, una buena idea es involucrarlos en juegos didácticos en los que se deban construir frases o contar historias que han vivido.  Los más chicos puedes emplear el recurso de utilizar muñecos o dibujos que representen personas para mostrar sus problemas. 

Consejos de la psicología para hablar con los niños de sus problemas

2. Crea confianza con tu hijo:

Tu hijo debe saber que nada de lo que diga podrá ser usado en su contra, que no se le castigará ni se le comentarán sus problemas a nadie sin su autorización.  El momento de la conversación debe ser privado. Nunca traiciones su confianza comentándole a otra persona, a menos que él esté de acuerdo.

3. No pierdas tu rol paterno:

No dejes a un lado tu papel paterno. Ellos necesitan saber que seguirás ocupando el rol de autoridad y que sigues siendo un ejemplo.  Hablar con sinceridad no significa que debas dejar a un lado la obligación de establecer las reglas.

4. Tómalos en serio: No minimices las palabras que dicen los niños

No cometas el error de pensar que sus problemas no son graves o que se les pasarán con el tiempo. No pienses que por minimizar los hechos estos perderán relevancia.  La misma APA sugiere que les digas que te sientes orgulloso de que puedan compartir sus sentimientos.

5.  Haz preguntas concretas:

Evita hacer preguntas muy generales, tales como ¿Qué tal te ha ido en la escuela? Sé específico, con preguntas concretas sobre asuntos o personas. Estimula la conversación con preguntas al estilo de: ¿Por qué no has vuelto a invitar a casa a tu amigo Juan? o ¿Cómo crees que se siente María por la separación de sus padres?

6. No compliques las cosas: 

Consejos de la psicología para hablar con los niños de sus problemas

Utiliza palabras sencillas y emplea ejemplos que ellos puedan comprender fácilmente. Lo que los niños necesitan es claridad frente a situaciones complejas.  Tu mejor ayuda puede ser aclarar los puntos que ellos no entienden. Evita las confusiones por usar palabras que ellos desconocen o están fuera de su experiencia. 

7. Respeta sus emociones:

No pienses que los únicos problemas reales se refieren a asuntos materiales. Considera que los problemas emocionales son los más difíciles de explicar. 

8. Ofrece soluciones:

Procura que la conversación tenga un resultado positivo. El niño debe saber que hablar contigo es provechoso y que aportas soluciones sencillas y útiles.

9. Psicología infantil: escúchalos

A veces la conversación más provechosa es aquella en la que solo escuchas y no dices nada. No pienses que siempre estás obligado a ofrecer soluciones.  Posiblemente lo que tus hijos esperan, especialmente los mayores, es que solo los comprendas y que apruebes sus decisiones.

10. No intentes resolver tú los problemas:

No intervengas para tratar de resolver situaciones que ellos son capaces de enfrentar, tales como por ejemplo confesar una falta ante las autoridades de la escuela.  No lo hagas por ellos y permite que resuelvan por sí mismos las situaciones difíciles.

11. Inicia un camino de confianza y amistad entre padres e hijos:

Cualquiera que sea el problema, desde uno muy grande hasta situaciones cotidianas, la posibilidad de hablar con tus hijos el día de hoy abrirá un camino de confianza que juntos podrán recorrer para siempre. 

Queremos que la relación entre padres e hijos sea de confianza, amor y seguridad, por eso nos gusta darte consejos para seguir afianzando lazos con los chicos de la casa. 

Si conoces más tips de psicología infantil no dudes en compartirlos en los comentarios, quizás otros padres también les pase lo mismo y tu les puedes dar una mano. 

 

CARGANDO...