Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia, intereses y nuestros servicios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de cookies.Términos y condiciones

Aceptar

Haz eliminado tu cuenta con éxito, recuerda que puedes volver a registrarte en cualqueir momento.

X
Las etapas de la vida y sus características. Una visión general de los cambios, las necesidades nutricionales y los alimentos que se deben consumir.

Los requerimientos nutricionales varían en las diferentes etapas de la vida. La alimentación siempre tiene que ser nutritiva y equilibrada. Pero ¿Cuáles son los nutrientes más importantes para cada una de ellas? El nivel de actividad también cambia. La intensidad varía con relación a la etapa de la vida y al rigor físico que le apliques. Y ambos aspectos son los que determinan qué tipo de alimentación es el más adecuado.


  1. Nutrición en la primera infancia:

    Nacimiento hasta los 6 meses

    La primera y más crucial de las etapas de la vida. La alimentación exclusiva es la leche materna. Es la que cubrirá todas sus exigencias nutricionales, calóricas, de proteínas y grasas y proporcionará los anticuerpos para desarrollar su sistema inmunológico.

    Alimentación en niños desde 6 meses a los 2 años:

    Esta es una etapa de la vida madurativa, tanto a nivel fisiológico como psicológico. Sin abandonar la leche materna, puedes comenzar con la incorporación de productos lácteos desde los 6 meses, y con la leche de vaca a partir de los 12 meses. También es el momento para empezar con alimentos sólidos, frutas, verduras y pescados blancos. La dieta balanceada para niños debe ser variada y moderada y al año de edad el niño debe poder consumir los mismos alimentos que el resto de la familia.
  2. Nutrición en la edad escolar:

    Desde los 3-4 años hasta los 5-6 años:

    El niño alternará falta de apetito con desinterés por las comidas o rechazo a nuevos sabores. Los lácteos siguen siendo importantes por las necesidades de calcio. Debes acostumbrarlo a todo tipo de alimentos. Juega con las texturas, colores y presentaciones para acostumbrar su paladar a diferentes sabores y estimular el consumo de verduras y pescados. Para que tengas en cuenta: evita los alimentos refinados de poco valor como los snacks dulces o salados.

    Desde los 5-6 años hasta los 10-11 años:

    Tu hijo es más libre para elegir comidas inadecuadas fuera de tu casa y el colegio le exige mucha actividad mental. De todos modos, la edad no es lo importante, los niños necesitan consumir los mismos grupos de alimentos que los adultos, solo cambian las cantidades y las proporciones. Frutas, verduras y granos integrales nunca deben faltar y para las dos comidas más importantes del día, el desayuno y la merienda, las frutas y los frutos secos.
  3. Nutrición en la etapa adolescente:

    En esta etapa de la vida cambian los hábitos alimentarios de los niños, con mayor inclinación por productos de bajo valor nutritivo. Aumentan los requerimientos energéticos y las necesidades de nutrientes por los cambios que se producen a nivel físico, hormonal, psicológico y sexual. Lo más indicado es incrementar el consumo de lácteos y derivados, carnes, pescados y alimentos con elevados contenidos de vitaminas y minerales, como frutas, legumbres, verduras, cereales y pastas.
  4. Nutrición en la etapa de la vida adulta:

    Etapa del adulto joven y del adulto medio

    Abarca desde los 20 a los 59 años. En este período es muy importante una dieta equilibrada, comidas organizadas y actividad física complementaria. Eludir el consumo de calorías en exceso. Las necesidades nutricionales dependen de numerosos factores, no son iguales en todos los adultos. Sin embargo, hay recomendaciones que son comunes, evitar las grasas saturadas, los azúcares y las harinas blancas. Prescindir de las comidas precocinadas, respetar los horarios, hacer 5 comidas diarias, desayunos ricos en carbohidratos y cenas ligeras y fáciles de digerir.

    Etapa del adulto mayor:

    Desde los 60 años en adelante. Los requerimientos nutricionales varían, algunos nutrientes son más demandados que otros y el gasto calórico es menor. Entonces, evitar los desbalances. Las porciones deben ser pequeñas, con poca sal y de fácil digestión. Come varias veces al día, sortea los alimentos calóricos, come mucha verdura y bebe mucho líquido.

Conoce todos nuestros productos y recetas que tenemos para cada etapa de tu vida.

CARGANDO...