Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia, intereses y nuestros servicios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de cookies.Términos y condiciones

Aceptar

Haz eliminado tu cuenta con éxito, recuerda que puedes volver a registrarte en cualqueir momento.

X

Mucho se habla de cómo las acciones diarias de las personas, en distintos ámbitos, impactan en el medio ambiente. Por eso en este artículo te contamos las claves para reducir tu huella de carbono.

Mucho se habla de cómo las acciones diarias de las personas, en distintos ámbitos, impactan en el medio ambiente. Por eso en este artículo te contamos las claves para reducir tu huella de carbono.

Pero, ante todo, ¿qué es la huella de carbono? ¿A qué estamos haciendo referencia? Pues esta huella es el resultado de los gases emitidos con tus actividades en el día a día. Y esos gases son dañinos para el ambiente.

De acuerdo a nuestras acciones y hábitos, la huella que generamos varía y podemos calcularla. Por ejemplo, con esta herramienta desarrollada por Carbon Footprint. Es precisamente una calculadora en donde podrás ingresar datos de acuerdo con tus actividades y estimar tu huella.

Lo cierto es que, más allá de los cálculos, todas las personas en este planeta tienen su huella de carbono. 

Para reducir la huella de carbono es importante el manejo de la electricidad

Cuáles son las 3 claves para reducir tu huella de carbono

1. Ahorro de energía en tu casa

Una de las claves que asegura National Geographic es esencial para reducir la huella de carbono es el manejo de la electricidad. En la vida diaria, usamos muchos artefactos que la requieren. Y resulta difícil a veces pensar de qué manera reducir su uso. Pues bien, empieza por algo pequeño, pero significativo. Y conviértelo en un hábito: desenchufar siempre el cargador una vez que has finalizado la carga del celular

Otro punto importante: difunde esta información y también aconseja a tu familia o tus amigos hacer lo mismo. ¡Eso suma muchísimo a multiplicar las buenas prácticas de sostenibilidad ambiental!

2. Alternativas de movilizarse en el transporte

Usar más la bicicleta es un aporte enorme para reducir la huella de carbono, también puedes caminar y disfrutar de las calles de tu ciudad, es una buena manera de ayudar al planeta y de darle energía y vitalidad a tu cuerpo. Y sí, quizás estés pensando que para algunas actividades diarias necesitas sí o sí moverte en un transporte más rápido. Entonces haz lo siguiente: piensa qué trayectos cortos puedes hacer en bicicleta sin ningún problema. Para otros casos, puedes aprovechar la alternativa del transporte urbano o compartir el viaje en automóvil con otros amigos. 

3. ¡Empieza a reutilizar!

Una muy buena manera de reducir tu huella de carbono es empezar a poner en práctica la reutilización de materiales. Esto se desprende de la regla de las 3R: reduce, reutiliza y recicla. ¿Cómo hacerlo? Comienza por materiales fáciles de reutilizar, como el papel, vidrio o latas. Hay muchas organizaciones e incluso emprendedores que buscan estos materiales para reciclarlos. Averigua dónde puedes llevarlos y así evitar que se conviertan en residuos. 

¡Son hábitos simples y que puedes poner en práctica desde ahora para reducir tu huella de carbono! ¿Qué esperas? Compártelo con tus amigos y cuéntanos: ¿qué otras acciones se te ocurren para reducir el impacto en el ambiente de nuestra vida diaria?

CARGANDO...