Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia, intereses y nuestros servicios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de cookies.Términos y condiciones

Aceptar

Haz eliminado tu cuenta con éxito, recuerda que puedes volver a registrarte en cualqueir momento.

X
Hacer buceo, echarse una nadada o caminar en la selva es una posibilidad en este destino

La enigmática Santa Marta, al norte de la geografía colombiana, es una ciudad llena de historia: es la más antigua del país y la tercera de América del Sur, y tiene lugares como la Quinta de San Pedro Alejandrino, la hacienda donde murió Simón Bolívar. Pero lo mejor para los amantes del ecoturismo está a solo 34 kilómetros de ese enclave histórico, a las orillas del Mar Caribe y en las faldas de la Sierra Nevada de Santa Marta: el Parque Nacional Natural Tayrona. En este paraíso que sobrepasa las expectativas de propios y extraños, puedes bucear, hacer snorkel o practicar senderismo, entre otras actividades.

A este espectáculo de la naturaleza, puedes llegar de dos formas: por tierra, tomando un bus desde el Mercado Público de Santa Marta, o por mar, embarcándote en una lancha que sale desde Taganga. Para entrar al parque, la entrada varía según tu edad y nacionalidad: personas entre 5 y 65 años pagan $11.000; de 25 a 65 años pagan $19.500, y la entrada para los extranjeros tiene un valor de $48.500.

Como la caminata es larga, e incluye senderos selváticos, vas a querer ir lo más cómodo posible. Esto no quita que debas cargar contigo ciertos elementos básicos para tener una buena experiencia: repelente, bloqueador solar, calzado cómodo y con buen agarre, chanclas para la playa, dinero en efectivo y suficiente agua potable. Durante las caminatas entre playa y playa, encontrarás un sinnúmero de especies de fauna exóticas: desde zainos y venados, hasta micos aulladores.

También es importante que decidas en cual playa quieres quedarte, y de qué forma lo harás, pues hay opciones que se ajustan a todos los gustos y bolsillos. Acampar es una posibilidad desde los $15.000, dormir en una hamaca te costará $25.000 y alquilar una cabaña con capacidad hasta para seis personas llega a los $75.000 por cada una.

El parque es amplio en cuanto a su oferta de playas: entre las 33 que tiene se destacan Arrecifes (en esta playa no te puedes bañar), La Piscina y el Cabo San Juan, tres puntos clave para el desarrollo de las actividades de ecoturismo.

via GIPHY

Estando allí, también puedes hacer senderismo hasta Pueblito y conocer las ruinas del pueblo Tayrona. El camino para llegar a este sitio está señalado, es de fácil accesibilidad y es una oportunidad para conocer de cerca la historia de esta población, que fue aniquilada tras no aceptar el yugo español, que implicaba el renunciamiento a sus costumbres ancestrales, a su idioma, a su núcleo social y sobre todo a sus creencias religiosas.

Anímate y pégate la rodadita a este escenario ideal para el ecoturismo, uno de los destinos naturales más bellos del mundo y mientras llega el viaje déjanos tu comentario de que es lo que más quieres conocer del Parque Nacional Natural Tayrona.

CARGANDO...