Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia, intereses y nuestros servicios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de cookies.Términos y condiciones

Aceptar

Haz eliminado tu cuenta con éxito, recuerda que puedes volver a registrarte en cualqueir momento.

X
Prepara tus maletas y lánzate a recorrer estos paraísos aledaños en la capital paisa

“La Ciudad de la Eterna Primavera” es visitada a lo largo del año por turistas de todo el mundo que quieren conocer de primera mano su gastronomía y atractivos turísticos. Para tener una estadía completa y descansar del agitado movimiento de la ciudad, en sus alrededores hay diversos espacios que nos acercan a la fauna y flora típicas de Antioquia, aunque también se pueden ver especies traídas de otros países.

En la Hacienda Nápoles todavía se encuentran cebras, cocodrilos, tigres, elefantes, rinocerontes, leonas o hipopótamos que fueron traídos a Colombia entre los ochenta y noventa. También hay caballerizas, un mariposario, parques temáticos y museos, uno de estos dedicado al arte africano y de los pocos en Suramérica enfocado en el continente negro; solo hay tres. Para los interesados en acampar, el lugar tiene un espacio a un costo de 30.000 pesos por persona.

El sitio obligado para todo amante del ecoturismo es la Reserva Natural Cañón Río Claro, abierta con el fin de conservar los bosques tropicales del suroriente antioqueño. El lugar posee aproximadamente 1.000 especies de plantas, 100 de mamíferos, 350 tipos de aves, 70 de reptiles, 45 de anfibios y 50 de peces. Además, para los caminantes y deportistas, también está la opción de practicar rafting, canopy, ver estalactitas y guacharos en una caverna y escalar. Este espacio se sostiene del turismo y parte de los ingresos son destinados para su conservación.

via GIPHY

Otra parada es el municipio de San Luis. Allí hay osos hormigueros y atractivos como el Parque de las Heliconias, con plantas de entre 70 centímetros y 10 metros de alto, también la cascada La Planta, con una altura de 30 metros y que forma un charco de 50 metros de diámetro: el más grande del oriente antioqueño.

También está el tobogán natural hecho con piedras que aunque extremo, no representa mayor peligro. Algunas actividades que se pueden practicar son senderismo, espeleismo, torrentismo y ribering.

Uno de los lugares más visitados es Guatapé, cuyo principal atractivo es la Piedra del Peñol. Todo seguidor del ecoturismo sube los 700 escalones para, una vez en su cima, divisar el embalse Peñol – Guatapé, que también se puede recorrer en lancha hasta encontrarse con La Manuela, una finca de 68.000 metros cuadrados que hoy es usada como campo de paintball. Antes de irse, los turistas pueden visitar la Plaza de los Zócalos, fácil de reconocer por la estatua de un pez en la mitad o los llamativos colores de sus viviendas y locales, donde se puede comprar artesanías, visitar la iglesia o almorzar.

El ecoturismo es una actividad responsable, por eso no maltrates ni alimentes a los animales, no arranques las plantas de la tierra y recoge la basura si haces camping o consumes algo durante los recorridos. Tu responsabilidad hace que estos espacios naturales continúen abiertos para maravillar al público día a día.

¿Qué otros lugares ecoturísticos recomiendas en Medellín? Déjanos tu comentario

CARGANDO...