Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia, intereses y nuestros servicios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de cookies.Términos y condiciones

Aceptar

Haz eliminado tu cuenta con éxito, recuerda que puedes volver a registrarte en cualqueir momento.

X

Somos parte de una generación dispuesta a colaborar, compartir y consumir productos ecológicos, a favor del medio ambiente; soy joven, consumo verde. El planeta vive una crisis ecológica que pide a gritos el cambio de nuestros hábitos, lo cual debe convertirnos en consumidores verdes.

¿Y eso qué significa? Sencillo: cambiar nuestros hábitos de consumo con la plena conciencia del uso inteligente de los escasos recursos naturales.

Pensamos verde, porque estamos preocupados por nuestro planeta y lo demostramos con acciones que rechazan productos contaminantes, nocivos para la ecología. En cambio, consumimos productos amigables con el medio ambiente, aunque implique pagar un poco más. Bien lo vale nuestro ecosistema.

Como jóvenes consumidores verdes nos preocupamos y ocupamos de los asuntos ecológicos y de la forma en que las empresas cumplen con su responsabilidad social. Todos estamos obligados a generar menos residuos, reciclar, reutilizar recursos que ayuden a la tierra a regenerarse.

Consumo verde, consumo responsable

Por eso realizamos consumo responsable de aquello que genera el menor impacto ambiental. Sabemos cuáles son los productos que dañan nuestro mundo y defendemos lo verde.

Actuamos verde porque debemos proteger nuestro entorno natural.

Vivimos el presente, aprendemos de la historia. Pensamos en las próximas generaciones, por eso reaccionamos y nos manifestamos ante las acciones que lastimen al planeta. Nuestra responsabilidad también es conocer cuáles son las prácticas ambientales, compromiso social y cómo gestionan sus operaciones las empresas, las cuales deben anteponer el cuidado del medio ambiente.

Sencillos pasos para cuidar la salud ambiental en cualquier momento

Procura el consumo de productos ecológicos que no contaminen el agua, aire o suelo. Pasa la voz, el esfuerzo debe ser de todos. En tu casa, ahorra energía. Si no estás en la habitación... Apaga la luz y todos los aparatos electrónicos que no utilices.

Procura informarte sobre el compromiso ambiental de las empresas en la fabricación de sus productos. Hay que preguntarnos en dónde y cómo obtienen sus materias primas.

Recuerda separar la basura, desechos orgánicos e inorgánicos. Fácil tarea que mucho ayuda al medio ambiente. Evita desperdiciar el agua al bañarte, lavarte los dientes, limpiar tus espacios. Busca productos reciclados. Antes de comprar algo nuevo, pregúntate si en verdad es necesario. Los jóvenes pensamos diferente, por eso puedes conocer ¿Cómo cuidar el medio ambiente?.

Adopta, cuida y se partícipe del crecimiento de un árbol. Protege las áreas verdes.

Debes unirte a los esfuerzos comunitarios que impulsen las acciones ecológicas y difundirlas en tus redes sociales. Recuerda que somos jóvenes verdes. Todos tenemos derecho a vivir en un medio ambiente sano, con una reducción significativa en los contaminantes. Estamos llamados a cambiar nuestros hábitos para generar desarrollo sustentable.

Pensar, consumir y actuar verde debe encaminar un compromiso de responsabilidad social. ¡Únete a este esfuerzo!

Eres joven, piensa verde

Descargar eBook

Eres joven, piensa verde

CARGANDO...