Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia, intereses y nuestros servicios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de cookies.Términos y condiciones

Aceptar

Haz eliminado tu cuenta con éxito, recuerda que puedes volver a registrarte en cualqueir momento.

X

Ceroker, Mugre Diamante y Deimos Type son tres artistas urbanos que desde 2014 se apropiaron de la idea de perseguir sus sueños y realizar sus proyectos personales, que hoy se ven materializados en un emprendimiento que se dedica a llevar ideas a las pantallas y las paredes.

Armándose de un trabajo cargado de disciplina y pasión, el colectivo A Tres Manos ha encarado el miedo al que se enfrenta todo aquél que se decide a emprender. Así, el parche conformado por Ceroker, Mugre Diamante y Deimos Type lleva consolidándose desde 2014  como un emprendimiento que se alimenta del diseño gráfico y el arte urbano. Sus muros son reconocidos a vuelo de pájaro por cualquiera que se pasee por las céntricas calles de Bogotá y cada una de sus creaciones lleva impreso el sello personal que los destaca individualmente en la movida del grafiti nacional. 

A la hora de emprender cualquier proyecto, entre los que se destacan murales de gran formato para la Feria del Libro o Idartes y participaciones en festivales internacionales, esta tríada de artistas urbanos tiene claro que tres cabezas piensan más que una y que tres manos traducen más fácil una idea a las paredes.

Ceroker ha dedicado la mitad de su vida al street art, pasando del grafiti rebelde al muralismo colosal, Deimos Type en sus inicios le jaló a los tags y al wildstyle, y Mugre Diamante es una diseñadora visual que con grafiti ha resignificado el simbolismo afro y el empoderamiento femenino. Juntos, pero sin perder la esencia de su trabajo individual, han encontrado la inspiración creativa en lo que la ciudad y sus personajes les enseñan, en la idiosincrasia y cultura latinoamericana y en lo que sienten en su interior. 

A tres manos emprendimiento

A partir de esa inspiración, le han puesto el hombro a un estudio de diseño gráfico y arte urbano. En su estudio, ubicado en la localidad de Chapinero de Bogotá, estos tres artistas crean marcas y mezclan ilustración, tipografía y grafiti para desarrollar ideas únicas que se vuelven realidad en el papel, las pantallas o las paredes. 

Graduados honoris causa de la universidad de la calle, como ellos mismos se refieren a su carrera de aprendizaje y experiencia, los chicos de A Tres Manos tienen claro cuál es la intención y propósito detrás del emprendimiento. “Emprender es la manera de seguir y perseguir tus sueños. Hay que hacerlo y no tener miedo”, dice Ceroker, un artista que encuentra sus influencias en la legendaria escuela neoyorquina del grafiti y el hip hop. Por su parte, Deimos Type no duda en referirse a que es el acto de jugársela por uno mismo, mientras que Mugre Diamante valora el hecho de ver convertidos en realidad sus proyectos personales. Los tres han depositado su energía y derrochado su talento en el objetivo común de trabajar el grafiti y con el aerosol en mano, un arte y una herramienta que los une y les permite darle forma a su propia versión del éxito: poder vivir de lo que les gusta hacer.

A tres manos diseño

Pero como toda idea de emprendimiento, en ”A Tres Manos” tienen claro que tal éxito no existe sin antes morder el polvo del fracaso. “De los fracasos he aprendido a perseverar, a levantarme después de un error que haya pasado en mi vida”, comenta Deimos Type, uno de los referentes bogotanos al tratarse de lettering. Así como su compañero, Mugre Diamante se empodera más de su oficio y de su talento para levantarse ante un contratiempo, a nunca tirar la toalla, a confiar y sentirse más segura de sí misma y de su equipo de trabajo. Esa confianza les ha permitido emprender trabajos que los pusieron en boca de muchos, como el mural de Gabo Macondo que se robó todas las miradas durante la Feria del Libro de Bogotá, en 2015. "Creemos que las condiciones están dadas como nunca para el cambio social, y que la educación será su órgano maestro. 

Una educación desde la cuna hasta la tumba, inconforme y reflexiva, que nos inspire un nuevo modo de pensar y nos incite a descubrir quiénes somos en una sociedad que se quiera más a sí misma”, dijeron en su momento sobre esta pieza. 

A tres manos arte urbano

Lo mejor de este camino, lleno de altos y bajos como en cualquier emprendimiento, es que Ceroker, Mugre Diamante y Deimos Type, llegaron a un punto de satisfacción en el cual entendieron que, a fuerza de disciplina y pasión, es posible vivir del arte. 

A tres manos, la sociedad del arte urbano

A tres manos es un claro ejemplo de emprendimiento juvenil, del valor de las ideas con determinación y la creatividad explotada a nivel artístico y comercial. 

Si te gustó su historia y quieres conocer más sobre emprendimiento y casos de éxito, regístrate en Alpina Digital y recibirás información de tu interés, por parte de nuestro Parche Alpina.

CARGANDO...