Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia, intereses y nuestros servicios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de cookies.Términos y condiciones

Aceptar

Haz eliminado tu cuenta con éxito, recuerda que puedes volver a registrarte en cualqueir momento.

X
5 consejos para guiarte a la hora de crear tus propios cómics, teniendo en cuenta la imagen, la historia, periodicidad de las publicaciones y más

A estas alturas y con el boom de las películas de superhéroes, no es ningún secreto quiénes dominan la industria de los cómics. Bueno, sí, es verdad, ellos siempre la han dominado y por muchos años fueron la única competencia. No es que fueran necesarias 18 películas y el respectivo reinicio de cada universo para demostrarlo. Pero la saturación del mercado, justamente, ha ayudado a que haya más apertura a los cómics independientes. Además, que hacerlos y distribuirlos es cada vez más fácil.

Por otro lado, eso no garantiza que alguien te lea si haces uno (triste pero cierto). La gente sedienta de historias libres de mallas no asegura que otro tipo de cómics sean un éxito o que tengan suficiente audiencia para mantenerse. Para eso es necesario saber los puntos indispensables de toda publicación exitosa:

¿Cómo es una buena historia de cómics?

Las historias coherentes son las que más éxitosas en los comisc

Una buena historia no siempre depende de lo enredada que sea la trama, al contrario. Mucho del encanto de las mejores tramas está en lo simples que pueden ser. No es necesario que se enlisten todos los buenos cómics con historias complejas. Simplemente que, para darte a conocer es más importante tener claro cuál es la esencia de tu historia. Tienes que saber a la perfección qué la hace especial para que destaque. Parece que mucho del éxito en este punto depende de la sinceridad. Si tienes algo qué contar, es muy seguro que alguien disfrutará escuchándolo. Sobre todo, no olvides que una buena historia, forzada a aparentar más de lo que es, probablemente sólo termine destacando por “única y diferente”.

Lo mismo pasa con los personajes. Tienes que conocerlos muy bien, saber quiénes son, cuál es su esencia y respetarla. Pueden evolucionar, pueden crecer y cambiar de cierta forma, pero manteniéndose fieles a esa esencia. Uno de los mayores retos en este caso es que la publicación es periódica. Entonces, la historia y los personajes tienen que mantener en cada número la chispa que atrapó a tus lectores. Eso, por aburrido que suene, se logra con claridad del proyecto y planeación.

Imagen acorde a tus cómics

Bueno, este punto prácticamente se explica solo. No es necesario ser un dibujante increíble para poder hacer buenos cómics. Todos nos hemos burlado de fallas en el dibujo de algunos titanes de la industria; (spoiler alert) incluso es uno de los chistes en la película de Deadpool 2. Pero, es muy importante que la imagen se relacione con el concepto. La mejor manera de explicar por qué, se resume a esto: imagínate Sin City con dibujos al estilo de Scott Pilgrim vs the world. En algún punto podría funcionar, cierto, pero estaríamos hablando de un proyecto totalmente diferente.

Hagas lo que hagas no le juegues al v…

Bueno, ese título se puede aplicar a muchas cosas, pero aquí hablamos específicamente de que jamás engañes a tus lectores. Sobre todo, en la periodicidad de tu publicación. Nadie te está obligando a hacer esto, por eso mismo, es importante que te pongas ritmos de trabajo realistas. Si anuncias de alguna forma que vas a publicar algo nuevo cada mes o cada dos o cuando quieras, cumple.

Este es, probablemente, uno de los puntos más importantes. Sin importar de qué trate tu historia, es casi seguro que hay un público esperándola con ansias, en gusto se rompen géneros. Sin embargo, si no cuidas a tus lectores, aún con la mejor historia del mundo, probablemente fracases.Tranquilo, no se trata de someter tu creación a un constante fan service, simplemente de cuidar dos reglas muy simples, siempre que se trate de tus seguidores: no los engañes y nunca les falles.

¡Acción!

Los comics independientes le dan posibilidades a los lectores

Nunca olvides que las cosas que hacen tan maravillosos a los comics como forma de contar historias, también son riesgos a la hora de narrarlas. Probablemente, uno de los mayores atractivos de este formato es que conjunta recursos visuales y literarios. Pero, tienes que aprovechar al máximo ambos, para lograr la atención del lector; ya que, esta adictiva combinación de recursos, empleados de forma incorrecta pueden hacer que una gran historia parezca aburrida. Por eso es muy importante que, además de tener muy clara la esencia de tu historia, sepas bien a dónde quieres llegar en cada número, después en cada página y en cada viñeta. De modo que no dejes caer el ritmo de las acciones nunca.

Para esto, es importante que tomes en cuenta que hay dos tipos de acción: la física y la emocional.No es muy difícil adivinar en qué consiste cada una, pero, es importante que tengas en mente que la acción emocional debe tener siempre un muy buen ritmo. Esto quiere decir, que se mantenga en un flujo constante que impida perder la atención de tus lectores. Si te permites llegar al punto en el que algo pueda parecerles poco relevante: ya los perdimos.

El principio está siempre donde tú decidas comenzar:

Probablemente uno de los puntos más difíciles es empezar. Decidir cuáles van a ser tus primeras palabras e imágenes, ¿cuál será la forma más correcta de pasar de la nada a la historia? La respuesta es simple: cualquier forma que tú elijas. No todo inicio debe ser “había una vez…” Puedes empezar con la acción ya empezada o sin explicar demasiado al lector en primera instancia, mientras eso no dañe la esencia de tu historia y tengas muy claro el punto al que quieres llevar al lector.

Ahora que conoces bien todos estos puntos ¿te atreves a hacer tus propios comics?

CARGANDO...