Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia, intereses y nuestros servicios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de cookies.Términos y condiciones

Aceptar

Haz eliminado tu cuenta con éxito, recuerda que puedes volver a registrarte en cualqueir momento.

X
Sopa de cebolla francesa con Queso Gruyere Alpina

Sopa de cebolla francesa con Queso Gruyere Alpina

Autor: Alpina Colombia

60 min.

Sopa de cebolla francesa con Queso Gruyere Alpina

Por tipo de plato

Receta|No Premium

Mundo Alpina

Descripción

Encontrar la mezcla perfecta es posible, deléitate con el cruce de la clásica sopa de cebolla francesa con el clásico Queso Gruyere Alpina.

Guardar receta, solo para usuarios registrados. Regístrate

Productos

Ingredientes

  • 5 cebollas
  • 1 ajo triturado
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 2 cucharadas de Mantequilla Alpina
  • ½ cucharadita de azúcar
  • 3 tazas de caldo, preferiblemente de costilla
  • ½ copa de vino blanco
  • 1 hoja de laurel
  • ¼ de cucharadita de tomillo
  • 4 tajadas de pan francés
  • ½ taza de Queso Gruyere Alpina rallado

Preparación

1. Cortamos las cebollas en pluma o julianas, de la base a la punta: este corte ayudará a que sean más dulces.

2. En una olla grande a fuego medio derretimos la Mantequilla Alpina con el aceite y añadimos las cebollas picadas. Cocinamos durante 15 minutos, hasta que estén traslúcidas y un poco doradas. Añadimos un poco de sal, el azúcar y subimos el fuego. Las cebollas deben empezar a caramelizar unos 10 minutos después, poniéndose oscuras: esto es normal y es lo necesario para la receta.

3. Cuando estén bien oscuras, desglosamos la olla con el vino, es decir, añadimos el vino blanco en caliente y raspamos el fondo y los lados con una cuchara o espátula para deshacer los sólidos de la cocción.

4. Añadimos el caldo con el ajo, el laurel y el tomillo. Llevamos a hervor y bajamos el fuego para cocinar con tapa por otros 20 o 30 minutos, hasta lograr una consistencia densa

5. Sazonamos con sal y pimienta y precalentamos el horno a 400ºF (200ºC) en la parte superior.

6. Tostamos las tajadas de pan y preparamos 4 platos o soperas resistentes al horno.

7. Servimos la sopa con la cebolla y coronamos con una o dos tajadas de pan Cubrimos con abundante Queso Gruyere Alpina

8. Llevamos al horno por 15 minutos hasta que la capa de Gruyere Alpina esté dorada y crocante y servimos bien caliente.

Ingredientes

  • 10 cebollas
  • 2 ajos triturados
  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • 3 cucharadas de Mantequilla Alpina
  • 1 cucharadita de azúcar
  • 1.5 litros (6 tazas) de caldo, preferiblemente de costilla
  • 1 copa de vino blanco
  • 1 hoja de laurel
  • ½ cucharadita de tomillo
  • 4-8 tajadas de pan francés
  • 1 taza de Queso Gruyere Alpina rallado

Preparación

1. Cortamos las cebollas en pluma o julianas, de la base a la punta: este corte ayudará a que sean más dulces.

2. En una olla grande a fuego medio derretimos la Mantequilla Alpina con el aceite y añadimos las cebollas picadas. Cocinamos durante 15 minutos, hasta que estén traslúcidas y un poco doradas. Añadimos un poco de sal, el azúcar y subimos el fuego. Las cebollas deben empezar a caramelizar unos 10 minutos después, poniéndose oscuras: esto es normal y es lo necesario para la receta.

3. Cuando estén bien oscuras, desglosamos la olla con el vino, es decir, añadimos el vino blanco en caliente y raspamos el fondo y los lados con una cuchara o espátula para deshacer los sólidos de la cocción.

4. Añadimos el caldo con el ajo, el laurel y el tomillo. Llevamos a hervor y bajamos el fuego para cocinar con tapa por otros 20 o 30 minutos, hasta lograr una consistencia densa

5. Sazonamos con sal y pimienta y precalentamos el horno a 400ºF (200ºC) en la parte superior.

6. Tostamos las tajadas de pan y preparamos 4 platos o soperas resistentes al horno.

7. Servimos la sopa con la cebolla y coronamos con una o dos tajadas de pan Cubrimos con abundante Queso Gruyere Alpina

8. Llevamos al horno por 15 minutos hasta que la capa de Gruyere Alpina esté dorada y crocante y servimos bien caliente.

Ingredientes

  • 20 cebollas
  • 4 ajos triturados
  • 6 cucharadas de aceite de oliva
  • 6 cucharadas de Mantequilla Alpina
  • 2 cucharaditas de azúcar
  • 3 litros (12 tazas) de caldo, preferiblemente de costilla
  • 2 copas de vino blanco
  • 1 hoja de laurel
  • 1 cucharadita de tomillo
  • 8-16 tajadas de pan francés
  • 2 tazas de Queso Gruyere Alpina rallado

Preparación

1. Cortamos las cebollas en pluma o julianas, de la base a la punta: este corte ayudará a que sean más dulces.

2. En una olla grande a fuego medio derretimos la Mantequilla Alpina con el aceite y añadimos las cebollas picadas. Cocinamos durante 15 minutos, hasta que estén traslúcidas y un poco doradas. Añadimos un poco de sal, el azúcar y subimos el fuego. Las cebollas deben empezar a caramelizar unos 10 minutos después, poniéndose oscuras: esto es normal y es lo necesario para la receta.

3. Cuando estén bien oscuras, desglosamos la olla con el vino, es decir, añadimos el vino blanco en caliente y raspamos el fondo y los lados con una cuchara o espátula para deshacer los sólidos de la cocción.

4. Añadimos el caldo con el ajo, el laurel y el tomillo. Llevamos a hervor y bajamos el fuego para cocinar con tapa por otros 20 o 30 minutos, hasta lograr una consistencia densa

5. Sazonamos con sal y pimienta y precalentamos el horno a 400ºF (200ºC) en la parte superior.

6. Tostamos las tajadas de pan y preparamos 4 platos o soperas resistentes al horno.

7. Servimos la sopa con la cebolla y coronamos con una o dos tajadas de pan Cubrimos con abundante Queso Gruyere Alpina

8. Llevamos al horno por 15 minutos hasta que la capa de Gruyere Alpina esté dorada y crocante y servimos bien caliente.

CARGANDO...