Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia, intereses y nuestros servicios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de cookies.Términos y condiciones

Aceptar

Haz eliminado tu cuenta con éxito, recuerda que puedes volver a registrarte en cualqueir momento.

X

Es bien sabido que la soledad es una situación a la que todos nos enfrentamos en algún momento de la vida, y lidiar con ciertas emociones durante la etapa adulta puede ser muy difícil.  Pero las opciones son numerosas si lo que queremos es retomar planes y hábitos que nos devuelvan la emoción o que nos remitan a nuestros días de juventud. 

Aventuras en destinos inexplorados, reuniones con viejos amigos y otras experiencias memorables hacen parte de la larga lista. Pero, ¿y qué tal si hemos dejado de lado el amor? ¿Por qué no darnos una nueva oportunidad con alguien que ya recorrió el mismo camino que nosotros, pero que nunca nos encontró? 

Muchos pueden no estar de acuerdo. Pueden decir que ya no es el momento o que las probabilidades son pocas. Sin embargo, nosotros, más que nadie, sabemos que la vida se trata de tomar decisiones que nos acerquen a la felicidad... incluso si ello implica asumir algunos 'riesgos' o lanzarse al abismo de lo desconocido. ¿Quién dice que no merecemos toparnos con una persona que nos brinde compañía y amor? Todos tenemos derecho a coincidir de nuevo, y esta vez puede haber una posibilidad. 

Christian Gómez, actor colombiano que ha dedicado su vida al entretenimiento y al espectáculo, ha aceptado tomarse un café con nosotros y conversar sobre cuatro cosas que considera importantes a la hora de tener una cita amorosa. Porque, aunque parezca obvio, cosas como no ser nosotros mismos o hablar demasiado de relaciones anteriores puede arruinar una potencial cita ideal. 

Desarrollar vínculos afectivos y amorosos a una edad en la que todo parece más complicado es posible. Démonos el chance y acerquémonos a otros que estén en nuestra misma situación. Quién sabe... ¡tal vez la vida nos depare un futuro prometedor! 

CARGANDO...