Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia, intereses y nuestros servicios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de cookies.Términos y condiciones

Aceptar

Haz eliminado tu cuenta con éxito, recuerda que puedes volver a registrarte en cualqueir momento.

X

El ejercicio físico es el mejor aliado para las personas adultas y los adultos mayores. No hay duda. Pero ¿cuál y cuánto?


¿Cuál actividad es la más conveniente?

Ejercicios físicos recomendados para tu salud

El ejercicio físico más recomendado es aquel que se pueda realizar con seguridad, a diario, sin esfuerzo y que no promueva el abandono de la tarea propuesta. Va a depender de los gustos y la disponibilidad de cada persona. Caminar, pedalear, nadar. Incluso asistir a clases de baile o aerobics, o bailoterapias, gimnasios, rutinas en casa, en el jardín.

¿Cuánta actividad? 

La intensidad del ejercicio va a depender de tu edad y tu propio organismo y la condición de salud. La recomendación de la Organización Mundial de la Salud es realizar actividad física, al menos, 30 minutos diarios. Incluso puede ser dividido en sesiones de 10 minutos por 3 veces al día. Idealmente se deben acumular 150 minutos semanales.

Salvo dolencias médicas específicas, la recomendación para los adultos mayores es comenzar de forma suave y por poco tiempo, con baja intensidad los primeros minutos, luego continuar con calentamiento de los músculos, y estiramiento, y al terminar la sesión, realizar nuevamente estiramientos. Al cabo de dos a tres semanas se podrá alcanzar la meta semanal de 150 minutos. Si es posible, se puede alternar diferentes tipos de actividad física.

Beneficios del ejercicio físico

Estadísticamente, las personas más activas presentan menores tasas de mortalidad – asociadas a afecciones como tales como cardiopatías, hipertensión, accidentes cerebrovasculares, diabetes, síndrome metabólico, cáncer de colon y mama, y depresión- , también presentan menor riesgo de caídas y un mejor funcionamiento de los sistemas cardiorrespiratorio y muscular.

Se debe tener siempre en la mente los beneficios del ejercicio físico sobre la salud en general, tales como controlar el peso, prevenir enfermedades cardiovasculares, mejora el estado de ánimo, relaja y elimina estrés, mejora la autoestima, aumenta la energía para las tareas diarias. Además proporciona otros beneficios que no se contabilizan usualmente, como puede ser aumento de la actividad social, aumento de la confianza y la motivación, posibilidad de una vida saludable e independiente, y mejora el equilibrio, favoreciendo la prevención de caídas.

Nunca es tarde para comenzar a realizar ejercicio físico diariamente. ¿Cuál es la más adecuada? Tú mismo organismo aceptará o rechazará determinado tipo de actividad, hasta conseguir la más adecuada. Prueba la más indicada para tu cuerpo. Anímate. Y no olvides, la actividad física también debe complementarse con una adecuada alimentación.

Muy importante, si tienes alguna afección crónica, o alguna inquietud en particular, no olvides realizar la debida consulta con tu médico antes de iniciar cualquier programa de ejercicios.

Adicional al ejercicio físico, es importante trabajar en el ejercicio de la mente y la memoria, así lograrás un equilibrio entre mente y cuerpo que te ayudará a mejorar tu calidad de vida y la de toda tu familia. Dedícate en varios momentos del día a hacer acertijos, juegos que ayuden a pensar como los que te presentamos a continuación.

CARGANDO...