Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia, intereses y nuestros servicios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de cookies.Términos y condiciones

Aceptar

Haz eliminado tu cuenta con éxito, recuerda que puedes volver a registrarte en cualqueir momento.

X

¿Recuerdas esos días de ensuciarse, saltar, correr, jugar escondidas, el partido de fútbol con amigos y no existían las redes sociales? Grandes épocas acompañadas de tranquilidad y de dulces colombianos que eran todo un tesoro. 

Los dulces colombianos eran clave en la infancia, cada ciudad tenía sus golosinas, estaban en empaques coloridos y hermosas presentaciones. Eran simples y deliciosos, dulces colombianos para comer de inmediato y con la familia. 

Lo mejor de estos dulces artesanales era ver cómo lo hacían, quién lo preparaba y apoyar una costumbre gastronómica.

Como recordar es vivir, saborea este delicioso repaso de tus mejores recuerdos de los dulces colombianos de tu infancia: 

Bocadillo veleño: 

Dulces colombianos que comiste en la infancia

Ese empaque de hojitas, ese sabor y esa mezcla de colores hacen del bocadillo un dulce colombiano único. 

Esta golosina de Vélez Santander, mantiene viva una tradicional receta de cocinar la guayaba y envolverla en hojas secas de plátano. Se estima que cerca de 15 mil familias viven del proceso del bocadillo, desde recoger la guayaba, elaboración y distribución (BUCARAMANGA, 2017). 

Manjar blanco: 

Manjar blanco, dulce colombiano

El buen manjar blanco es empacado en una tutuma dura que contiene uno de los mejores dulces colombianos.

Esta tradición llegó desde España y fue adoptada por el Valle del Cauca para endulzar nuestra infancia. Nada mejor que abrir y probar este postre hecho a base de arroz, leche y trapiches de caña de azúcar. 

Algodón de azúcar: 

Algodón de azúcar, dulce colombiano de la infancia

Este dulce colombiano es un palillo y una nube color rosado, tradicional en las plazas de los pueblos. 

En los pueblos de Colombia se ven máquinas que derrite el azúcar en hilos y los envuelve en un palillo El algodón de azúcar se disuelve con facilidad, dejando manos y labios pegajosos, es la alegría de un gran dulce colombiano. 

Mielmesabe: 

Para los entendidos este “Miguelucho”, es uno de los dulces colombianos tradicionales de la gastronomía. 

Hecho a base de leche cortada, este dulce es elaborado y representativo del departamento de Boyacá. Su preparación artesanal, hacen mantener el amor por este dulce colombiano preparado de cuajada y panela.  

Gelatina negra:

Más conocida como gelatina de pata, es un delicioso dulce fácil de conseguir y muy económico. 

Hecho con pata de res pelada en trocitos, se mezcla con panela, limón y canela hasta tener una cuajada negra y espesa. Si se quiere blanca es cuestión de aplicar más panela y recoger y tirar para que tome el tono blanco. 

Cocadas:

Cocadas, dulce colombiano de la infancia

En la costa caribe es una tradición ver señoras que llevan en sus sombreros estos deliciosos dulces colombianos. Elaborado con masa de coco, leche y azúcar, la variedad en sus colores es por el tiempo que se deje quemar su almíbar. 

Merengue: 

Merengue, dulce colombiano de la infancia

Este dulce colombiano se realiza de batir huevos hasta a hacer una especie de nieve. Se aplica unas gotas de limón y azúcar mientras se bate para conseguir una mezcla que se cocina para formar un merengue. 



Crispetas con melao:

Hay que referenciar y decir que a este dulce colombiano también se le conoce como “las alegrías de burro”. 

Son bolitas de dulce hechas de crispetas bañadas con melado de panela y un poco de agua, se empacan en una envoltura transparente. Este dulce típico caribeño es posible conseguirlo con las palanqueras cartageneras, que pueden tener como toque personal ajonjolí, anís, coco u otro ingrediente.  

Alfandoques:

Es muy similar a una melcocha que se hace en forma de cocada, es una fusión del melado y el coco. 

Es una masa que se estira para alcanzar un color crema característico, toma horas y demuestra la paciencia de los cocineros. Este dulce colombiano de la tierra del Caldas, suele comerse junto un café o también con un helado. 

Ahora ya tienes la lista de dulces colombianos que debes comer de nuevo y compartir con tu familia. Recuerda siempre transmitir la herencia de lo tradicional a todas las personas, para que no se pierdan estas golosinas que representan lo mejor de nuestro país.

CARGANDO...